50 de las mejores herramientas gratuitas y online para profesores

También son herramientas para la investigación

Educación 4.0

Nueva recopilación de herramientas gratuitas y online para profesores. Aunque el listado es de enero del 2014 todas están vigentes y destacan por su gran facilidad para poder aplicarlas a nuestras clases. Este listado ha sido elaborado por Juan David Quiñones en la web “wwwhat’s new“. Aquí os la dejo.

“Preparar clases, hacer presentaciones, comunicarse con alumnos padres, corregir exámenes, mostrar vídeos… ser profesor no es tarea fácil, pero la tecnología puede ayudarnos a eliminar procesos burocráticos y a hacer más atractivo nuestro trabajo.

En esta lista os mostramos 50 recursos que pueden ser útiles en el día a día del profesor, lista actualizada con las últimas novedades en la categoría. Recordad que en noviembre de 2012 ya os presentamos una lista semejante.

1. Socrative: Una manera de involucrar a los estudiantes con sus dispositivos móviles (laptops, tablets, smartphones) en actividades llamativas y fácilmente evaluables, todo…

Ver la entrada original 1.369 palabras más

El proyecto socioformativo y la formación de docentes

Enseñar es establecer una relación. El siglo XXI ha traído diversos enfoques sobre la enseñanza y el aprendizaje que tienen que ver con la formación en la práctica, aprender haciendo, reconocer casos específicos que permitan obtener experiencia para solucionar problemas. Esto es, construir una perspectiva de desarrollo profesional enriquecida por los saberes de la experiencia, buscando situar al docente como voz autorizada de la sociedad del conocimiento (Southwell, 2009).
El estudio de caso como herramienta didáctica (Wasserman, 2006) y el enfoque socioformativo de las competencias (Tobón, 2013) han sido alternativas para lograr que el docente logre situarse como mediador entre el alumno y la sociedad. Sin embargo, lograr las preguntas adecuadas, los retos, la selección de materiales, identificar las emergencias y trasladarlas al salón de clase no es una tarea fácil. Es aquí donde el docente toma un papel relevante, ya que se convierte en un agente que ayuda a identificar los casos que permitan formar el interés de los estudiantes en temas específicos, para después generar conocimientos y ayudar a la retroalimentación y al conocimiento propio y viceversa.
El profesor es un generador permanente de conocimientos. No obstante, existe una notable dificultad del docente para articular ideas que permitan sistematizar el emprendimiento de algún proyecto. Más bien, se caracteriza por solucionar los problemas en la práctica, al momento, sin reparar en alguna toma de evidencia que permita socializar lo aprendido.
En este sentido, el proyecto socioformativo se perfila como una forma ideal para que el profesor sistematice y desarrolle el emprendimiento de proyectos, ya que está fundamentado en el proyecto ético de vida y permite la solución de problemas de contexto (Tobón, 2013). Dichos proyectos deben tener al menos cuatro características: a) pertinencia y buscar obtener productos relevantes mediante la planeación y ejecución de actividades y la comunicación de los resultados; b) contribuir a formar una o varias competencias; c) abordar problemas de contexto; d) evaluación, principalmente a través de mapas de aprendizaje.
La relación profesor-alumno es ahora más compleja, por lo tanto es necesario pensar cuánto hemos ganado en las transformaciones que el oficio ha ido desplegando, pudiendo analizar como productivas algunas incertezas que ponen a prueba nuestro juicio profesional, dotado de mayor autonomía en la vinculación con el conocimiento y con el mundo.
Como sabemos, más allá de las prescripciones existentes, el modo en que las formas de justicia (reflejadas desde el castigo de las indisciplinas hasta las discusiones sobre ética), los roles individuales e institucionales entra en juego en la vida escolar, encierra una serie de cuestiones que no tienen respuesta prefijada, sino que cobran sentido en el devenir de la práctica, en un terreno de decisión que no está previa ni completamente cartografiado. Y es en esta cartografía en la que es importante incidir, en pequeñas o en grandes proporciones, para avanzar en el conocimiento, consciente de que el éxito del Sistema Educativo Mexicano depende de sus docentes.
Por lo anterior, he buscado como ejemplo el siguiente proyecto de investigación denominado “Escribir la educación. Estrategias para atreverse a escribir sobre el tema educativo”. La necesidad o reto que surge es la siguiente: ¿Cómo lograr que los profesores se inicien en el proceso de escritura para dar a conocer sus inquietudes y experiencias para el mejoramiento de su profesión docente? El cual surge como parte de mi trabajo como profesor de la materia de investigación educativa, en el cual se manifiesta la imperiosa necesidad de lograr que los profesores-estudiantes escriban acerca del tema de investigación que les interesa y logren, además hacer un aporte al conocimiento del campo educativo.

Referencias
Southwell, M. (2009). Docencia, tradiciones y nuevos desafíos en el escenario contemporáneo. En J. Yuni (Comp.), La formación docente. Complejidad y ausencias. Catamarca: Encuentro Grupo Editor
Tobón S. (2013b). Evaluación de las competencias en la educación básica (2 ed.). México: Santillana
Wassermann, Selma. (2006). El estudio de casos como método de enseñanza. (trad. Adolfo Negrotto). Buenos Aires: Amorrortu

En la imagen se muestra el ejemplo de un proyecto socioformativo aplicado a la realización de un proyeto para realizar un artículo académico. Fuente: Tobón, S. (2014). Elementos clave en la elaboración de un artículo. Ebook. México: CIFE
En la imagen se muestra el ejemplo de un proyecto socioformativo aplicado a la realización de un proyeto para realizar un artículo académico. Fuente: Tobón, S. (2014). Elementos clave en la elaboración de un artículo. Ebook. México: CIFE
La realización de proyectos de todo tipo se verían afectados sin su socialización a través de la escritura. En la imagen profesores y estudiantes realizan un proyecto sobre sustentabilidad. Foto: Nambo, 2013
La realización de proyectos de todo tipo se verían afectados sin su socialización a través de la escritura. En la imagen profesores y estudiantes realizan un proyecto sobre sustentabilidad. Foto: Nambo, 2013

Socioformación y sociedad del conocimiento

Esta publicación tiene como propósito ofrecer algunas reflexiones acerca de la socioformación y la sociedad del conocimiento y su relación con el tema de las competencias. El tema de las competencias, como lo comparto más abajo, tiene que ver con un cotidiano no solo como docente sino como persona que suele considerar en ocasiones como indispensable el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.
Como profesional de la educación me he involucrado con proyectos relacionados con la cotidianidad de los profesores y situaciones que, a su consideración, son importantes de atender en las escuelas donde laboran, muchas de ellas verdaderos retos y que curiosamente tienen que ver con la comprensión y/o medición de diversas competencias.
Logré ubicar diversas obras sobre la temática, entre ellas el ensayo académico titulado La política educativa de la globalización (2010) de Prudenciano Moreno Moreno. En esta obra, el investigador hace una revisión crítica del Modelo de Educación Basado en Competencias (MEBC) y, como parte de la misma, refiere descubrimientos realizados en los últimos 50 años que han impactado en la educación global y en la concepción de este modelo.
Por ejemplo, apuntala, la invención del mundo computacional provoca cambios curriculares entre las décadas de 1960 y 1970 con la noción de “tipo de habilidad”. Lo anterior, muy ligado a la aparición de la Internet como continuación de Arpanet en 1969, y de la fibra óptica de los años 70, gracias a la cual se envían textos, imágenes y sonidos. Sin embargo, aclara, hay una enorme disparidad entre el avance científico-tecnológico con respecto al humanístico.
La literatura es inmensa: ubico artículos, especialistas, instituciones dedicadas al estudio de las competencias, la Ley General de Educación y las reformas educativas en México y diversas partes del mundo han incorporado los conceptos de calidad y competencias como parte esencial de su estructura; políticas educativas que enmarcan dicho proceso, muchas de ellas sin pasar por un proceso de evaluación, en especial las referidas al uso de las tecnologías.
Entre los estudiosos sobre el tema se encuentra Sergio Tobón, quien a través del proyecto socioformativo (Tobón, 2014) ofrece una alternativa para trabajar las competencias con los profesores y los alumnos para evitar esa disparidad entre el avance científico-tecnológico con el humanístico, especialmente cuando muchos de estos profesores aún no tienen una concepción clara acerca de las competencias y su forma de evaluarlas.
Dicho proyecto socioformativo es entendido como una estrategia didáctica que busca favorecer el desarrollo de competencias (entendidas como desempeños) a través de lo que Tobón (2014) señala como la resolución de un problema del contexto, con actividades articuladas de aprendizaje y enseñanza, generando uno o varios productos pertinentes con los cuáles se evalúa (productos que son conocidos también como evidencias de desempeño). La evidencia es muy importante, ya que su socialización permite que otras personas conozcan los resultados de mi trabajo y proponer nuevas soluciones.
Ahora bien, luego de estudiar someramente los conceptos de competencias y sociedad del conocimiento, y su correspondencia con el trabajo que realizo, ubico que el tema de los formadores de formadores y su relación con las competencias resulta una veta de investigación, sobre todo considerando la relación tan estrecha con la sociedad del conocimiento como lo establece la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (2005). Es decir, analizar el valor que le dan los profesores a este tipo de modelos, en especial, cuando vemos que la tecnología es usada no sólo para educar, ideologizar o entretener a las personas, sino como formas de expresión y protesta como lo ha sido para algunos países árabes, o en México para movilizar a grandes contingentes de jóvenes como ocurre con el movimiento #Yosoy132.
Sin embargo, esta veta tiene que ver con mis gustos personales, con mis necesidades propias de investigación y lo que busco para sugerir a mis alumnos diferentes formas de entrar al estudio de las competencias. Este proceso tan solo es el inicio y es el que busco que mis estudiantes emprendan al iniciar un proyecto de investigación. Ponerse retos que busquen transformar su contexto. Es necesaria la transformación a través de la acción, justo uno de los principales objetivos de la sociedad del conocimiento y de la socioformación.

Referencias
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. (2005). Hacia las sociedades del conocimiento. París: Unesco
Moreno, P. (2010). La política educativa de la globalización. México: UPN, Horizontes educativos
Tobón, S. (2014). Proyectos formativos: teoría y metodología. México: Pearson

Referencias Tobón, S. (2013).Formación integral y competencias. Pensamiento complejo, currícula, didáctica y evaluación. (4ed.). Bogotá: ECOE
Referencias
Tobón, S. (2013).Formación integral y competencias. Pensamiento complejo, currícula, didáctica y evaluación. (4ed.). Bogotá: ECOE
En la imagen se muestra la socialización de un proyecto realizado en la comunidad de Galeana, Zacatapec, Morelos, para promover la sustentabilidad. Este proyecto reúne las características de un proyecto socioformativo, cuyo concepto es el siguiente: se trata de una estrategia didáctica que busca favorecer el aprendizaje significativo y el desarrollo de competencias a través de la resolución de un problema de contexto, con actividades articuladas de aprendizaje y enseñanza, generando uno o varios productos pertinentes con las cuáles se evalúa.
En la imagen se muestra la socialización de un proyecto realizado en la comunidad de Galeana, Zacatepec, Morelos, para promover la sustentabilidad. Este proyecto reúne las características de un proyecto socioformativo, cuyo concepto es el siguiente: se trata de una estrategia didáctica que busca favorecer el aprendizaje significativo y el desarrollo de competencias a través de la resolución de un problema de contexto, con actividades articuladas de aprendizaje y enseñanza, generando uno o varios productos pertinentes con las cuáles se evalúa.

Recomendaciones, ideas, pasiones y otras curiosidades en torno a la investigación educativa y la aventura de iniciarse en ella